En este articulo, me gustaría explicar cómo dibujar un personaje de pie que sostiene una espada.
Si se tratara de un personaje que simplemente porta una espada sería bastante fácil, pero quiero que aquí intentemos dibujar una pose más interesante, que haga destacar la originalidad del personaje.

Iremos viendo paso por paso para que puedas comprobar cuán útiles son las líneas guía.

1. Dividir el lienzo

Antes que nada, vamos a hacer unos cuantos preparativos, que nos servirán para facilitar el proceso de dibujo.

Primero, abrimos un nuevo lienzo del tamaño que deseemos, y seleccionamos el pincel tipo “Celdas”.
Si no tienes el pincel tipo “celdas” en tu ventanilla de pinceles, lo puedes descargar de la nube.
(Las imágenes de pantalla mostradas a continuación son de la versión de MediBang para PC).

Una vez que tengamos seleccionado el pincel “celdas”, pulsamos el símbolo del engranaje para abrir la pantalla de “editar pincel”, y ajustamos los valores de “segmentos verticales” y “segmentos horizontales” para que ambos queden en 2 respectivamente, y luego pulsamos “OK” en la esquina izquierda inferior.

Una vez que hayamos hecho lo anterior, pulsamos encima del lienzo en cualquier parte.
Verás que automáticamente el lienzo se divide en 4 partes.
Las líneas de división nos servirán como líneas guías del boceto, así que, elige un color conveniente para las líneas de división.

En la imagen que muestro aquí, el marco exterior está en color negro para facilitar la comprensión.
Aunque aquí estoy empleando un lienzo cuadrado (todos los lados tienen el mismo largo), no hay problema en utilizar un lienzo que tenga más largo alguno de los lados, ya sea vertical u horizontal.

Aquí, consideraremos que en el punto central del lienzo se ubica la cintura del personaje.
No es que sea indispensable fijar la cadera del personaje en el centro del lienzo, pero resulta conveniente para que nos podamos ubicar fácilmente dentro del lienzo.

Para mayor información sobre cómo utilizar las herramientas, consulta el siguiente enlace:
Tutorial de MediBang Paint para iPad

En la pantalla de tu iPad también puedes ver más información sobre cómo utilizar MediBang Paint.
(Puedes elegir entre las versiones para PC, iPad, iPhone y Android.)

A continuación, abrimos una nueva capa, y teniendo seleccionado el pincel tipo “celdas” volvemos a abrir la ventanilla de “editar pincel”, y ajustamos el valores de “segmentos verticales” para que quede en 9 (el valor de “segmentos horizontales” lo mantenemos en 2), y luego pulsamos “OK” en la esquina izquierda inferior.
Luego, pulsamos encima del lienzo en cualquier parte, y así obtendremos un lienzo con más líneas de división, tal como se ve en la imagen de abajo:

Aquí, he empleado un color de líneas diferente al de la capa anterior para facilitar la comprensión.

Las filas de los extremos superior e inferior son los márgenes, mientras que el resto de las filas nos servirán como líneas guía que dividen verticalmente la figura del personaje en 7 partes iguales.

En este ejemplo he ajustado el número de filas en 7, debido a que pienso dibujar un personaje cuya estatura es 7 veces la longitud vertical de la cabeza (lo que se llama “canon de 7 cabezas”).
En caso de que quieras utilizar un canon diferente (ya sea canon de 6 cabezas, 8 cabezas, etc.),  ajusta a tu conveniencia la cantidad de segmentos verticales.

 

2. Dibujar una figura en forma de hombre palo

Ahora, antes de elaborar el boceto, vamos a dibujar una figura en forma de “hombre palo” que nos servirá como guía.
Para ello, abrimos una nueva capa y seleccionamos el pincel tipo “lápiz”.

Vamos a trazar las líneas guía que corresponden a las mitades superior e inferior del cuerpo.
Tomando en consideración que en el punto central se ubica la cintura del personaje, dibujamos tres líneas un poco curvadas (una que corresponde al torso, y dos que corresponden a las piernas) tal como se puede ver en la imagen de abajo.
Ten en cuenta que, en el tipo de pose que vamos a dibujar acá, el peso del cuerpo del personaje está orientado hacia el lado derecho de la pantalla. Nada más que ten cuidado para que la mitad superior del cuerpo del personaje no se incline demasiado a la derecha. Aparte de dichas consideraciones, no hay más detalles por qué preocuparse, así que trata de trazar las líneas de manera espontánea, sin mucho detenimiento.

 

3. Dibujar las partes del cuerpo

Ahora sí, al fin empezaremos a dibujar el boceto, utilizando las líneas guía que ya tenemos.
Para ello, abrimos una nueva capa y dibujamos la cintura que se ubica en el centro.
Dibujamos la cintura en forma de trapecio, de tal manera que las líneas del hombre palo pasen justo por el centro.

Lo siguiente que vamos a dibujar son las piernas.
Vamos dibujando los muslos, las rodillas y las puntas de los pies, siguiendo la línea curva de las piernas del hombre palo, pero añadiendo unas ligeras inflexiones en los puntos donde se ubican las articulaciones.
Para lograr que la altura de ambas rodillas queden equilibradas, nos guiamos con las líneas divisorias horizontales.
Eso sí, si acentúas demasiado la curvatura de las piernas, parecerá que el personaje tiene quebrados los huesos de las piernas, así que ten cuidado de no exagerar.

Así mismo, para que la pose del personaje se vea más natural, la pierna derecha debe ser un poco más larga que la pierna izquierda (mira la línea punteada indicada en la imagen de arriba).

Ahora, seguiremos con la mitad superior del cuerpo.
Para dibujar el torso del cuerpo, imaginemos una caja rectangular.
Al aplastar el lado izquierdo de dicha caja rectangular, obtendremos la forma del torso adecuada para la pose que queremos dibujar aquí.
Además, añadiremos unas líneas diagonales en el lado del torso a modo de sombreado, para que luego a la hora de pasar el dibujo en limpio se nos haga más fácil la labor.

El siguiente paso es dibujar el cuello y la cabeza.
Aquí también nos servirá de guía la línea del hombre palo, así que dibujemos el cuello y la cabeza como si fuesen una extensión de la mitad superior del cuerpo.
La longitud vertical de la cabeza debe ser aproximadamente igual a la altura de una fila.

Para que a la hora de pasar el borrador en limpio se nos haga fácil comprender que la cara está dirigida hacia arriba, dejamos marcadas unas líneas guía en forma cruz en la cara.

Ahora añadiremos los brazos.
Para ello, abrimos una nueva capa, y dibujamos unas líneas guías dobladas que surgen a partir de los hombros, tal como se muestra en la imagen de abajo (el punto de inicio de la línea es el hombro. El largo del antebrazo es menor que el largo del muslo):

Luego, abrimos una nueva capa, y le damos cuerpo a los brazos.
Una vez que lo hayamos hecho, ¡ya tenemos la forma básica de un personaje que sostiene una espada!

 

4. Acabado

Para pasar en limpio el dibujo, abrimos una nueva capa.
Una vez que tengas el personaje dibujado, agrégale una espada en su mano, y ¡ya está!
Nada más falta que lo colorees a tu gusto.

Si te resulta demasiado difícil pasarlo en limpio en un solo paso, emplea más capas de bocetos, para ir formando la figura definitiva de manera gradual.
Sé consciente de las curvas del cuerpo, y ve corrigiendo las líneas angulares para que queden con una curvatura suave y natural. De esa manera obtendrás buenos resultados.

La pose que hemos empleado en el ejemplo mostrado aquí, donde el personaje tiene el pecho en alto, es adecuada para personajes que se ven fuertes y muy seguros de sí mismos. Encima de eso, con añadirle una espada, el personaje se ve aún más fuerte.
Obviamente que, aparte de esta pose existen muchos otros tipos de pose para personajes que llevan una espada. Si hacemos que el personaje tenga inclinado su peso corporal hacia alguno de los lados, obtendremos una figura ruda. Por otro lado, si hacemos que el personaje tenga inclinada la cabeza como si nos estuviese mirando de abajo hacia arriba, obtendremos un personaje que se ve imperturbable e inteligente.
(Todo depende de cómo quieres hacer distinguir o diferenciar los personajes.)

Prueba diferentes poses para encontrar la pose perfecta para tus personajes.

Por último, dejaré una imagen para que puedan comparar la diferencia con un dibujo elaborado sin utilizar líneas guía.
¿La pose del personaje con el arma se ve realmente imponente?
Tú mismo haz la comparación haciendo dibujos con y sin el empleo de líneas guía, para que veas la diferencia.

(Texto original e imágenes: Hiroshi Takeuchi)