En los artículos anteriores de esta serie, hemos visto cómo diferenciar a los personajes masculinos y femeninos mediante los rasgos físicos o exteriores.

Sin embargo, esta vez nos referiremos a las poses y gestos, que reflejan rasgos internos de los personajes, o sea, los sentimientos o actitudes.

Para pulir nuestras habilidades de caracterizar personajes de distintos sexos,
es importante aprender a dibujar poses y gestos que reflejan la personalidad, estado mental y hasta costumbres o mañas de cada personaje.

(Imagen de arriba: Ejemplos de personajes dibujados sin ninguna especificación en las poses. Tanto los hombres como las mujeres se ven igual. Para personajes “neutros” estaría bien así, pero en caso de que queramos diferenciar los sexos, necesitamos hacer algo más.)

Así que, vamos a analizar las poses de cada sexo.
Empecemos con las poses femeninas.

Es muy conocida la regla de oro que dice que, para que una pose se vea femenina, hay que incorporar curvas en forma de “S”.
Sin embargo, si tratamos de seguir esta regla al pie de la letra, es probable que nos sintamos limitados a emplear solamente unas determinadas poses, y se nos hará complicado lograr lo que queremos.

Por lo tanto, para facilitar la comprensión, voy a presentarte una reglas más sencilla.

La regla sencilla consiste en “proyectar hacia los lados internos del cuerpo”.

Pero… ¿Qué significa eso?  Seguro que te estarás preguntando así.
Permíteme explicártelo con imágenes.

En la imagen de abajo, fíjate en la dirección de las flechas.
Puedes ver que las puntas de los pies apuntan hacia el centro,
y los brazos apuntan hacia el lado interno del cuerpo.

Además, la fuerza ejercida sobre las manos y la mitad superior de los brazos, también está dirigida hacia el lado interno del cuerpo (debido a esto, no hay espacios abiertos entre los brazos y el torso).
Así mismo, la cara está inclinada hacia el centro del cuerpo”.

Tal como se ve en las imágenes anteriores,
usualmente, las mujeres dirigen las partes del cuerpo hacia el interior,
y por ende, este tipo de poses son consideradas como poses femeninas.

 

Ahora, veamos las posturas masculinas.

Tal como lo he mencionado repetidas veces en esta serie de “cómo dibujar figuras masculinas y femeninas”,
las figuras masculinas se caracterizan por ser “rectilíneos”. Ten en cuenta esto siempre.

Y como es de esperar, la regla sencilla para las poses masculinas es:
“proyectar hacia los lados externos del cuerpo”.


En la imagen de abajo, fíjate en la dirección de las flechas.
Puedes ver que los dedos de los pies se dirigen hacia fuera,
y que hay un espacio abierto tanto debajo de las axilas como entre las piernas.

Tanto las manos, como la mitad superior de los brazos y la cara, están más alejados del centro del cuerpo, en comparación con las figuras femeninas.

En general, los hombres suelen proyectar las partes del cuerpo hacia el exterior.
En otras palabras, es como si estuviesen extendiendo el cuerpo.

A manera de resumen, podemos decir lo siguiente:

Las figuras femeninas tienden a mostrar el cuerpo encogido o achicado.

Los figuras masculinas tienden a mostrar el cuerpo extendido o agrandado.


Ya que existe una amplia gama de poses y gestos que podríamos emplear en nuestras ilustraciones,
no es posible aplicar estas reglas sencillas para todos los casos,
pero espero que al menos te sirva para profundizar tu entendimiento sobre el tema.

Muchas gracias por tomarte el tiempo para leer este artículo, que ha sido la sexta entrega de la serie titulada “Cómo dibujar figuras masculinas y femeninas”.

La próxima será la última entrega de esta serie,
en la cual, voy a explicar cómo crear personajes aplicando los diferentes tips que he venido presentando hasta ahora.
Espero que me acompañes hasta el final.

(Texto original e imágenes: Amenoyama)