A veces, resulta difícil elegir los colores adecuados para una ilustración, ¿verdad?
Por ejemplo, cuando se trata de un paisaje, a menudo nos conformamos con usar el “verde” para los árboles y el “azul” para el mar.
En este artículo, te mostraré cómo elegir colores convincentes utilizando la herramienta de “Referencia”.

1 Sobre la herramienta “Referencia”

Primero, explicaré en qué consiste la herramienta denominada “Referencia”.
A la hora de elaborar una ilustración, además de utilizar como guía la imagen que tienes en mente,
necesitas también utilizar materiales de referencia tales como fotos u otro tipo de imágenes, que te ayuden a obtener una mejor calidad de tu obra.

MediBang Paint dispone de una herramienta que permite visualizar materiales de referencia, así que aprovéchala al máximo.

Así que, empecemos abriendo la herramienta “Referencia”.
Debes seleccionar “Ventana”, y luego, “Referencia”.

De esta manera. ya tenemos abierta la herramienta de “Referencia”.
Tal como se muestra en la siguiente imagen, en la barra superior de la herramienta
se disponen distintos íconos:

2 Abrir una imagen

A continuación, vamos a abrir las fotos o imágenes que uno desee utilizar.

Haz clic en el segundo icono de la izquierda.

Verás que se abre una pantalla donde se muestran las carpetas que tienes guardadas en tu PC,
así que, abre la carpeta ya sea de “Imágenes”, “Escritorio”, etc, y selecciona la imagen que desees utilizar,
y haz clic en “Abrir”.

De esta manera, la imagen seleccionada aparecerá en la pantalla de “Referencias”
tal como se muestra aquí:

Ahora, hay que tomar en cuenta lo siguiente:
A la hora de seleccionar una imagen, procura usar fotos tomadas por ti mismo,
o sino materiales gratuitos que estén disponibles para uso personal.

A continuación, para facilitar el trabajo, he colocado la “Referencia” dentro de la hilera de herramientas.

3 Utilicemos el cuentagotas

Ahora sí, vamos a empezar a pintar.
Pero primero, te muestro una ilustración de una vista de mar elaborado con celeste y azul sin utilizar ninguna referencia.

Puedes ver que el paisaje se ve todo plano y sin gracia.

Hay muchas cosas que se podrían cambiar.
Por ejemplo, darle al cielo un tono más vivo, o cambiar el color del mar para que no se vea tan plano.

Así que, pongámonos manos a la obra, para hacer cambios utilizando la imagen de “referencia”.

Primero, vamos a seleccionar con el cuentagotas, el tono más oscuro del cielo.
Para ello, selecciona el ícono de “Cuentagotas” que se encuentra en las herramientas de “Referencia”,
y toca la parte más oscura del cielo.
Vamos a pintar con este color algunas partes del cielo.

Luego, vamos seleccionando con el cuentagotas los tonos de otras partes de la imagen de “Referencia”:
Por ejemplo, la parte intermedia del cielo, el color brillante que se encuentra en el límite entre el cielo y el mar, etc. Así puedes ir pintando con distintos tonos.

Cuando quieras seleccionar el color de una parte muy detallada de la imagen de referencia,
puedes usar la herramienta de “acercar” para agrandar la imagen.
Esto te facilitará la selección del tono deseado.

De la misma manera, iremos pintando el mar y la arena con el cuentagotas.

En este ejemplo, seleccioné varios colores para pintar el mar: el tono más oscuro del mar, el tono intermedio, y el tono claro de las olas cercanas a la arena.

Luego, vamos añadiendo los colores blancos de la espuma de las olas y las nubes,
de acuerdo a las líneas del borrador que tenemos en la base.

4 La ilustración terminada

Por último, eliminamos las líneas del borrador, e iremos ajustando las formas de los elementos pintados.
Por ejemplo, corregimos la línea del horizonte para que no quede distorsionada sino recta, y ajustamos las formas de las nubes.

Así, ya tenemos la obra terminada:

Al hacer una comparación con la primera ilustración que teníamos,
podemos ver que el cielo se ve más brillante y veraniego,
y el océano, en vez de tener un tono azul monótono,
tiene diferentes tonalidades, incluso verdes, lo que le da profundidad.

Al mirar las dos ilustraciones juntas, la diferencia del color es evidente.
Utilizando los colores de fotos reales se puede aprender mucho, ya que uno se da cuenta de que el mar no es simplemente azul, y que el cielo en realidad tiene más tonalidades que las que uno suele imaginar.

La selección de colores depende en gran manera del gusto y sensibilidad de cada uno,
así que no hay una sola manera correcta para hacerlo, sino muchas.
Sin embargo, cuando quieras conseguir mejores colores y no sepas cómo,
quizás la herramienta  de “Referencia” te podrá ser muy útil,
Así que, espero que te animes a utilizarla.

(Texto original e imágenes: Hiromi Arakane)