En esta ocasión, voy a mostrar el proceso de ilustrar un objeto sin emplear arte lineal (line art).
La pintura sin arte lineal es una técnica que se adapta bien a las ilustraciones hechas con capas gruesas de color. Al comprender bien el mecanismo de esta técnica, lograrás aumentar significativamente tu capacidad de expresión pictórica.

En este artículo, iré explicando detalladamente paso por paso, así que aunque no tengas nada de experiencia en dibujo, te podrá ser de utilidad para que tú también lo intentes hacer.

1 Cómo están compuestas las ilustraciones sin arte lineal

En las ilustraciones sin arte lineal, el sombreado es de gran importancia, ya que es lo que define la forma de las figuras.
Las figuras son proyectadas en forma de superficies de color, a las cuales se les agrega sombras para delimitar sus contornos y conferirles un aspecto tridimensional.

Lo que acabo de escribir arriba, se puede explicar de manera sencilla con las siguientes imágenes:
La imagen izquierda es una ilustración con arte lineal, mientras que la de la derecha es sin arte lineal.


En el caso de la imagen izquierda, podemos captar que la figura es un vaso, gracias a las líneas, o sea, gracias al arte lineal. Por su lado, en la imagen derecha, podemos captar que se trata de un vaso gracias al sombreado.

 

2 Determinar la forma

A continuación, vamos a ver el proceso de cómo ilustrar una taza sin arte lineal.
Para ello, primero tenemos que elaborar el bosquejo de la taza para determinar su forma.

Pulsa el ícono de “figuras geométricas”, y luego, en la barra superior selecciona la herramienta “Elipse” y la herramienta “Línea recta” para dibujar el bosquejo.

Para evitar que la forma de la taza se distorsione, traza una línea en el centro que sirva de guía.
De esta manera lograrás que el círculo de arriba quede bien alineado con el círculo de abajo.

Para completar el bosquejo, agregamos también las líneas de la agarradera.

Una vez que tengamos hecho el bosquejo, vamos a aplicar los colores.

Para este ejemplo, estoy utilizando tres capas: “exterior de la taza”, “interior de la taza” y “agarradera”.




Al separar las capas de esta manera, será más fácil añadir el sombreado después.

 

3 Función de “recorte”

A continuación, necesitamos activar la función de “Recorte” en cada una de las capas por separado.
Para ello, lo primero que hacemos es crear una nueva capa encima de la capa de “exterior de la taza”, y marcar la casilla de “Recorte” para que dicha función quede activada.

De la misma manera, creamos una nueva capa encima de la capa de “interior de la taza” y la capa de “agarradera”, y les activamos la función de “Recorte”.

Al tener activada la función de “Recorte”, a la hora de aplicar los colores no tendremos que preocuparnos por los bordes o contornos, ya que los trazos que realizamos sólo serán aplicados dentro del área de la figura que está en la capa de abajo. En otras palabras, no habrá necesidad de tener cuidado de que nuestros trazos se salgan del área que deseamos colorear.


Ahora, vamos a agregar las sombras. En la imagen de arriba, se muestra cómo ha quedado la taza al pintar el sombreado sólo en la parte exterior.

Proseguimos para añadir también sombras en el interior de la taza y la agarradera.

A la hora de agregar las sombras, debemos pensar de qué dirección es que pega la luz sobre la taza.
Para el ejemplo que muestro aquí, he decidido que la luz está pegando desde la izquierda, por lo que,
en la parte exterior de la taza, la sombra se produce en el lado derecho,
mientras que en el interior de la taza, la sombra se produce en el lado izquierdo.

Una vez que hayamos terminado de pintar el sombreado, vamos a hacer ajustes en las funciones de “Combinación” y “Opacidad”, con el fin de que las sombras se vean más naturales (más fusionadas a la figura):
– En el cuadro de lista de “Combinación” seleccionamos la opción denominadaMultiplicación”.
– En “Opacidad”, deslizamos el cursor hacia la izquierda para bajar el nivel de opacidad mientras observamos la figura pintada, para determinar el nivel de opacidad que nos parezca conveniente.
Hacemos estos ajustes en las tres capas donde hemos activado la función de “recorte”.

Una vez realizados los ajustes, el aspecto de la taza ha quedado tal como se ve arriba.

 

4 Crear un efecto tridimensional

El siguiente paso es añadir más sombras para conseguir un efecto tridimensional.

En este ejemplo, lo primero que hecho en este paso es utilizar el borrador para borrar el sombreado en el borde superior de la taza (las partes indicadas con flechas en la imagen de abajo).
De esta manera, se hace visible el grosor del borde de la taza.

Luego, agregamos más sombreado en el exterior de la taza, para dar más profundidad a las sombras.

Ahora prosigamos con el interior de la taza.
Ya que en el interior de la taza, el lado izquierdo está sombreado mientras que en el lado derecho está pegando la luz, agreguemos una porción de color claro en el lado derecho.

Mediante pinceladas, adecuemos el color claro que acabamos de aplicar, de tal manera que coincida con el gradiente de colores del exterior de la taza.
Así mismo, añadamos claridad a la agarradera.
No debemos olvidar agregar la sombra que la agarradera produce sobre la taza.

A continuación, elaboremos el fondo de la ilustración.
En este ejemplo lo he pintado con dos tonos de gris.

Agregamos la sombra que la taza produce sobre el suelo.
De esta manera, logramos acentuar la presencia de la taza.

El siguiente paso es aplicar un tono más claro al borde y el exterior de la taza (las partes indicadas con líneas rojas en las imágenes de abajo).
De esta manera, al acentuar los efectos de sombreado, la imagen se ve más tridimensional.


Ahora, agreguemos una sombra en la parte inferior de la taza, justo donde la taza hace contacto con el suelo.
Algunas personas suelen tener el problema de que, los personajes y objetos que dibujan parecen estar flotando, o se ven como si estuviesen en otra dimensión aparte del suelo o el paisaje de fondo. Si a ti también te pasa lo mismo, para solucionar el problema te recomiendo que agregues sombra en el área donde la figura hace contacto con el suelo.

Por último, añadamos los brillos.
Añade brillos en algunos puntos del borde de la taza, la agarradera, o alguna otra parte que te parezca conveniente.

¡Y ya está! ¡Hemos terminado!

Espero que con este ejemplo hayas logrado adquirir una idea general sobre cómo elaborar una ilustración sin arte lineal.

Una vez que llegues a comprender cómo realizar esta técnica, podrás elaborar tanto ilustraciones planas de aspecto suave como las de libros infantiles, así como ilustraciones potentes con capas gruesas de color.

Si nunca habías empleado esta forma de pintar, espero que en esta ocasión lo intentes.

(Texto original e imágenes: Hiromi Arakane)