En este artículo quiero mostrar cómo dibujar una piedra preciosa que se vea bastante real.

① Dibujar la forma con el color base

Vamos a empezar dibujando la forma de la piedra preciosa con el color base.
Para ello, primero abrimos una nueva capa.
Ya que en total vamos a usar cerca de 10 capas, te recomiendo que le pongas un nombre específico a la capa, para que se te haga fácil distinguirla de las demás que luego iremos añadiendo.

(Para cambiar el nombre de una capa, pulsa el ícono de engranaje que está a la derecha del nombre actual de la capa. Verás que aparecerá una ventana donde puedes escribir el nombre que le quieras poner.)

Debemos dibujar una figura que tenga varios ángulos, de tal manera que se asemeje a la forma de una piedra preciosa.

② Gradación

El siguiente paso es aplicar el efecto de gradación.
Para ello, primero agregamos una nueva capa,
y marcamos la casilla donde dice “recorte” para que dicha función quede activada.

La función de “recorte” es útil, ya que hace que lo que pintemos no se sobresalga del área que está dibujada en la capa que está debajo.

Ahora, seleccionamos un tono del mismo color que acabamos de usar en el paso anterior, pero que sea algo más oscuro. Luego, en la ventana de “pincel” seleccionamos el “aerógrafo”.

Utilizando el “aerógrafo”, aplicamos el color de arriba hacia abajo, para conseguir una gradación.

③ A gregar sombras

El siguiente paso es agregar las sombras.
Para ello, de nuevo agregamos una nueva capa.
Ya que en total vamos a usar dos capas para el sombreado, podremos nombrar la capa que acabamos de crear como “Sombras 1”. (Obviamente que le puedes poner cualquier otro nombre que desees, siempre y cuando se te haga fácil distinguirla de la otra capa que luego añadiremos.)

Para las sombras, necesitamos seleccionar un tono aún más oscuro con alta saturación.
Una vez que tengamos seleccionado el color, en la ventana de “pincel” escogemos el pincel tipo “acuarela”.

Ahora vamos a aplicar el color de las sombras con el pincel tipo “acuarela”.
Coloca de manera irregular líneas hechas con el pincel tipo “acuarela”. Una vez que hayas aplicado varias líneas, ajusta el tamaño de trazo del pincel (ya sea que lo hagas más grande o más pequeño), y vuelve a aplicar varias líneas sobre la figura de la gema. A la hora de trazar las líneas en distintas direcciones, procura que entre las líneas se formen espacios con formas geométricas tales como trapecios y triángulos.
La clave está en colocar las líneas deliberadamente, sin pensarlo mucho.

Ahora, agreguemos una nueva capa.
En esta capa vamos a añadir sombras con un tono del mismo color pero que sea negruzco.
El área en que aplicaremos las sombras negruzcas será de menor extensión que el área en que hemos agregado sombras en el paso anterior (o sea, en el paso anterior trazamos líneas de sombras abarcando prácticamente todo la superficie, pero en este paso aplicaremos sombras sólo en algunos partes).

Para determinar dónde colocar las sombras negruzcas, imaginemos en qué partes de la gema estaría pegando la luz, y luego, justo cerca de cada una de las áreas donde se supone que está pegando la luz, colocamos una sombra negruzca.
(Al colocar las sombras negruzcas justo al lado de donde está pegando la luz, logramos acentuar el contraste entre las partes iluminadas y las partes sombreadas.)

Una vez que tengamos pintadas las sombras negruzcas, les ajustamos la forma con el borrador.
Vamos eliminando algunas partes de las sombras con el borrador, de tal manera que las sombras negruzcas queden con una forma triangular o trapezoide.

④ Brillos

El siguiente paso es agregar brillos.
Así que, de nuevo, creamos una nueva capa.
Podremos nombrar esta capa como “Brillos 1”.
Vamos a pintar los brillos con un tono ligeramente blancuzco en comparación al color base.
Una vez que hayamos trazado varias líneas con el color ligeramente blancuzco, ajustamos las formas de las líneas de los brillos con el borrador, de tal manera que se formen pequeños triángulos o trapecios, tal como lo hicimos en el paso anterior.

A continuación, vamos a agregar brillos más grandes.
Para ello, de nuevo, creamos una nueva capa.
Podremos nombrar esta capa como “Brillos 2”.
Esta vez, necesitamos hacer un cambio en la configuración de la capa:
En el cuadro de lista que está al lado donde dice “combinación”, escogemos la opción denominada “suma”.

Una vez que tengamos configurada la función de “combinación” en la opción “suma”,
vamos a dibujar los brillos de tamaño grande.
Aquí, en vez del pincel tipo “acuarela”, utilicemos el pincel tipo “pluma”.
Dibujemos los brillos acorde a la forma de los bordes de la gema,
tal como se muestra en la siguiente imagen.

Luego, con el “aerógrafo” difuminamos los brillos grandes.

En las partes donde deseemos que los brillos se vean nítidos, hacemos ajustes con el pincel tipo “pluma”.

Una vez que hayamos difuminado y ajustado los brillos grandes, bajamos el grado de opacidad de la capa, para que los brillos no se vean exageradamente brillantes sino más naturales,

Ahora, agregamos de nuevo una nueva capa.
Podremos nombrar esta capa como “Brillos 3”.
A esta capa también le configuramos la función de “combinación” en la opción “suma”.
Luego, seleccionamos el pincel tipo”acuarela”.
Con un tono blancuzco, vamos superponiendo líneas de brillo.
Una vez que hayamos trazado las líneas, les ajustamos la forma con el borrador, para que queden en forma de triángulos y trapecios de distintos tamaños.

A continuación, agreguemos una nueva capa a la que podríamos llamar “Brillos 4”.
Con el pincel tipo “pluma”, aplicamos reflejos de luz de color blanco, en algunas partes cercanas a los brillos grandes.

De nuevo, agregamos una nueva capa a la que podríamos nombrarla como “Brillos 5”.
A esta capa le configuramos la función de “combinación” en la opción “suma”.
Luego, colocamos esta capa debajo de la capa “Brillos 4”.

Aquí, vamos a dibujar otros reflejos de luz con un tono altamente saturado.
Utilizando el pincel tipo “acuarela”, pintamos los reflejos de luz de color saturado en los alrededores de los reflejos de luz blancos que pintamos en la capa “Brillo 4”.
Una vez que los hayamos dibujado, les ajustamos la forma para que queden en forma de triángulos y trapecios.

¡Al fin hemos terminado!
Espero que el procedimiento mostrado aquí te sea de utilidad.