¿Has dibujado alguna vez un personaje “mini” o “chibi“?
Los personajes “mini” o “chibi” consisten en figuras de personajes deformados y empequeñecidos.
Ya que se ven tiernos y cándidos, se emplean mucho en los diseños de ilustraciones y mercancías.

Así que, en este artículo, explicaré los tips para dibujar personajes “mini”, mediante la demostración del proceso de dibujo.
Espero que te sea de utilidad.

¿Qué es un personaje “mini”?

En primer lugar, debemos tener en claro que, un personaje “mini” o “chibi“, no es simplemente un personaje dibujado en miniatura.
En general, los personajes “mini” se caracterizan por estar deformados de tal manera que se vean tiernos.
Aunque se trate de un hombre musculoso, un anciano testarudo, o un rey maligno que pretende destruir el mundo, en fin, sea cualquier tipo de personaje, cuando son convertidos a un personaje “mini”, todos se ven agraciados.
Es algo así como una transformación mágica de un personaje; como si le aplicásemos unos rayos mágicos para que se convierta en un personaje “mini”.


(Traducción del texto de la imagen de arriba: Rayos mágicos “mini”.)

Al “aplicar los rayos mágicos mini“, hacemos que los personajes se deformen y se achiquen, pero siempre  conservando sus rasgos principales.
Así que, a la hora de dibujar, haz volar tu imaginación, y piensa cómo es que se transformaría el personaje que tienes en mente, al aplicarle los “rayos mágicos mini“.

 

Definir el personaje que queremos deformar

Ahora sí, vamos a ponernos a dibujar.
Para ello, primero necesitamos disponer de un personaje que nos sirva como modelo original,  o sea, que nos sirva de punto de partida para crear un personaje “mini”.
Lo mejor sería que sea un personaje que estés acostumbrado a dibujar.

En el ejemplo que voy a mostrar aquí, lo que haré es transformar la chica de la imagen de arriba a un personaje “mini”.

 

Bosquejo

Primero vamos a elaborar el bosquejo (borrador).
A la hora de dibujar un personaje “mini”, debemos pensar cuáles son las características del personaje que deseamos mostrar más. Por ejemplo, puede ser la forma de los ojos, los accesorios o el escudo real que lleva puesto, etc. (los puntos atractivos del personaje).
A la hora de dibujar, debemos resaltar los rasgos que queremos mostrar más.
En otras palabras, si hay algún rasgo del personaje en el que quieres que la gente se fije, haz reflejar intención en el lienzo.

En el caso del personaje del ejemplo que muestro aquí, los rasgos que quiero mostrar más son el lazo que lleva en la cabeza y el peinado de “cola de caballo”. Así que, procuraré dibujar en grande estos dos elementos para que se resalten.

Entonces, iniciemos dibujando la cabeza.
Mientras dibujamos, no olvidemos resaltar los rasgos que queremos mostrar más.

Para obtener una imagen bien equilibrada (o sea, una imagen acorde al estilo deformado),
es mejor no dibujar detalladamente las puntas del cabello, sino más bien en forma de bloques de mechones, que en el extremo se dividen en unos cuantos mechones de menor tamaño.

Un truco importante es dibujar los ojos y la boca más grandes de lo usual.
Aunque puede que te sientas inseguro al ver que los ojos y la boca están demasiado grandes,
en realidad, para este estilo de dibujo quedan bien los ojos y boca engrandecidos de manera exagerada.

Procura conferirle al personaje una expresión bien animada, para que se vea vivaz.

En la imagen de arriba, muestro un ejemplo de la posición y proporciones de los ojos y la boca en un personaje “mini”.
Se trata simplemente de un ejemplo que te puede servir para guiarte, y de ninguna manera es un molde que necesariamente hay que emplear.

En general, cuanto más abajo estén posicionados los ojos, el rostro se verá más tierno e infantil.
Así que, a la hora de dibujar un personaje “mini”, procura colocar los ojos más abajo de lo habitual.

Una vez que tengamos lista la cabeza, continuamos con el cuerpo.
Ya que se trata de un personaje “mini”, lo mejor sería que lo hagamos posar de alguna manera que se vea gracioso.
La postura es una parte muy importante de la caracterización del personaje, así que asegúrate de escoger una pose adecuada y dibujarla bien caracterizada.
En el ejemplo que muestro aquí, voy a hacer que el personaje tenga una pose que refleje vivacidad.

En cuanto a la manera de dibujar el cuerpo de un personaje “mini”, no es necesario complicarse con los detalles anatómicos. Olvídate de las articulaciones, la estructura ósea, etc., y dibuja de manera deliberada, confiriéndole al personaje la pose que se te antoje.
Ya que se trata de un estilo de dibujo “deformado”, es mejor hacer que el personaje tenga una pose con mucho movimiento, para que la imagen se vea animada, con movimiento.

En cuanto a las proporciones del cuerpo, personalmente acostumbro emplear un canon de dos o tres cabezas (en otras palabras, hago que la estatura del personaje sea equivalente al doble o triple del largo de la cabeza).


No existe ninguna regla con respecto al tamaño de las manos, pero es recomendable que se vean demasiado pequeñas en relación al tamaño del rostro.
Cuando se trata de un personaje “mini”, no habrá ningún problema aunque las manos carezcan de articulaciones (incluso, también es válido que ni siquiera tengan dedos).
Así mismo, las piernas y los brazos también las podemos dibujar de manera simplificada, como si fuesen palos.

Lo siguiente es dibujar la ropa.
Por ejemplo, si empleamos un atuendo que en las partes de abajo se extiende hacia los lados, obtendremos un aspecto ligero y dinámico a la vez.

En el ejemplo que muestro aquí, he simplificado los pliegues de la falda dibujándolos en forma de una línea simple. Sin embargo, dependiendo del aire que se le quiera conferir al personaje “mini”, en algunos casos puede que sea mejor dibujar más detalladamente los pliegues de la vestimenta.

 

Arte lineal

Lo siguiente es dibujar el arte lineal.
Siempre tomando en cuenta los tips que he mencionado anteriormente,
procura definir el arte lineal con líneas claras y simples, y evita el exceso de detalles.
Las arrugas de la ropa deben mantenerse en lo mínimo.

Coloración

Una vez hecho el arte lineal, al fin es el momento de colorear.

Las sombras se deben pintar en una capa cuya función de “combinación” esté configurada en la opción denominada “multiplicación”.

Ahora bien, en un personaje “mini”, no es necesario pintar las sombras de manera realista, ya que no se adecuarían bien al estilo del dibujo. Así que, haz el sombreado a grandes rasgos, sin mucha complicación.

El siguiente paso es añadir los brillos.
te recomiendo pintar los brillos en forma redondeada, ya que esto hará que el personaje se vea más agraciado.

Por último, le damos los últimos toques a las mejillas y los ojos, y ajustamos la coloración.

Y así, ¡hemos terminado!

¡Mira qué bonito que ha quedado!

 

Para finalizar

¿Qué te ha parecido?
Al aprender a dibujar personajes “mini”, podrás ampliar la gama de expresión en tus dibujos,
y sobre todo, ¡te divertirás montones dibujando!

Recuerda que el truco está en hacer que el personaje se vea “kawaii” (término japonés que significa “agraciado”, “tierno”).
Espero que dibujes un montón de lindos personajes “mini”.

(Texto original e imágenes: Tsukasan)
Twitter: https://twitter.com/Tsukasan0823