En este artículo sobre dibujo de manos para nivel intermedio,
daré una explicación sobre la estructura ósea y las proporciones anatómicas.

Estructura ósea de la mano

En primer lugar, vamos a ver los huesos de una mano.

Tal como se muestra en la imagen de arriba, los huesos de la mano se dividen en tres segmentos:
huesos de la muñeca (carpo), de la palma (metacarpo) y de los dedos (falanges).

En realidad,  los huesos de la muñeca (carpo) se dividen en estructuras óseas más pequeñas,
pero aquí omitiremos explicaciones demasiado detalladas.

La articulación que une a los huesos metacarpianos con las falanges se llama:
articulación metacarpofalángica.

En este artículo, pondremos especial atención en la articulación metacarpofalángica.

Lo importante aquí es que, los huesos de la palma de la mano (los matacarpianos) están separados entre sí, y a la vez, cada uno de ellos está conectado al hueso del dedo correspondiente (falange).

Proporciones anatómicas de la mano

Ahora, veamos las proporciones anatómicas de la mano.

 

La longitud desde la muñeca (carpo) hasta el centro de la palma (metacarpo) es igual,
a la longitud desde el centro de la palma (metacarpo) hasta la punta del dedo medio.

 

Además,
la longitud desde la articulación metacarpofalángica hasta la segunda articulación del dedo medio,
es igual a la longitud desde la segunda articulación del dedo medio hasta la punta del dedo medio.

 

Observa que el punto de referencia para definir las proporciones está en la
articulación metacarpofalángica.

 

Ten cuidado, ya que el punto de referencia (la articulación metacarpofalángica)
NO está ubicada en el punto donde se dividen los dedos, sino un poco más abajo.

 

¡Ten cuidado con el punto donde inician los dedos!

Al dibujar una mano, suele ser difícil definir dónde inician los dedos.

El punto donde inician los dedos es diferente según si estamos dibujando el dorso de la mano,
o si estamos dibujando el lado de la palma.

Esto se debe a que hay una fina capa de piel entre los dedos.

Cuando observamos la mano desde el lado del dorso,
el punto donde se separan los dedos coincide prácticamente con la articulación metacarpofalángica.

En cambio, cuando observamos la mano desde el lado de la palma,
el punto donde se dividen los dedos está encima de la articulación metacarpofalángica.

Es por ello que los dedos se ven más largos cuando los observamos el dorso de la mano,
y se ven más cortos cuando observamos la palma.

 

Cómo dibujar una mano

Tomando en cuenta los puntos anteriores, vamos a resumir de manera sencilla cómo dibujar una mano.

Cómo dibujar el dorso de una mano

Primero, dibujamos un rectángulo que nos sirve como atari (líneas de guía) del dorso de la mano (carpo y metacarpo).

Al arquear ligeramente la articulación metacarpofalángica en la parte correspondiente al dedo anular y el meñique, lograremos darle un aspecto más natural a la mano que estamos dibujando.

En la parte superior del rectángulo, en el centro, dibujamos una línea que tenga la misma longitud que hay entre la muñeca (carpo) y la articulación metacarpofalángica.
Esta línea nos va a servir como atari del dedo medio.

A partir de la muñeca (carpo), dibujamos en total cinco líneas distribuidas en forma de abanico.
Estas líneas cumplen la función de ataris de los dedos.

Dibujamos el atari de la fina capa de piel que se encuentra entre los dedos.

Tomando como guía a los ataris, vamos dándole forma, hasta conseguir dibujar el dorso de una mano.

Así, hemos logrado dibujar el dorso de una mano.

 

Cómo dibujar la palma de una mano

A continuación, vamos a ver cómo dibujar la palma de una mano.

Primero, dibujamos un rectángulo que sirve de atari de la palma de una mano.

Arqueamos ligeramente la articulación metacarpofalángica en la parte correspondiente al dedo anular y el meñique.

En la parte superior del rectángulo, en el centro,
dibujamos una línea que tenga la misma longitud vertical de la palma (altura del rectángulo).
Esta línea nos va a servir como atari del dedo medio.

Marcamos con una línea horizontal la mitad de la línea que sirve como atari del dedo medio.
Esto nos sirve como atari de la segunda articulación del dedo medio.

A partir de la muñeca (carpo), dibujamos en forma radial las líneas correspondientes a los huesos metacarpianos y las falanges.

Dibujamos el atari de la capa fina de piel que se encuentra entre los dedos.

Tomando como guía a los ataris, vamos dándole forma.

Borramos los ataris, y ¡ya está! Hemos logrado dibujar la palma de una mano.

 

Las manos son complejas,
así que observa detalladamente manos reales

Bueno, creo que he logrado transmitirte algunos consejos sobre cómo dibujar manos
tomando en cuenta la estructura ósea y las proporciones anatómicas.

Ya que las manos tienen una estructura muy compleja,
te recomiendo practicar observando detenidamente tus propias manos.

Espero que puedas ir mejorando tus habilidades de dibujo de manos.

(Texto original e imágeges: Setsu Yoshida)