A la hora de dibujar figuras cuadradas tales como ventanas, puertas, etc., es recomendable emplear unas líneas de división que nos ayude a definir las proporciones.
Así que, aquí mostraré algunos tipos de divisiones de uso frecuente.

Bisección


Lo primero que tenemos que hacer es trazar líneas diagonales para definir el punto central.

A la hora de trazar las líneas diagonales, mantén presionada la tecla “Shift” y arrastra el cursor.
De esta manera podrás trazar líneas de buena calidad.

A parte de la tecla “Shift”, también puede ser útil la herramienta “Ajuste entrecruzado” de la función “Ajustar”.

Aún cuando la figura que queremos dibujar esté proyectada en un ángulo diagonal, siempre podremos usar las mismas líneas de división para definir las proporciones.

En caso de que estemos aplicando el sentido de perspectiva, a las líneas de división también debemos aplicar la perspectiva.

Una ventana dibujada utilizando el método de bisección 

Tercios

Primero hacemos lo mismo que hemos hecho para aplicar el método de bisección: trazar líneas diagonales para definir el punto central.

Luego, trazamos unas líneas hacia el punto central.

Al trazar unas líneas que pasan encima de donde se entrecruzan las líneas, logramos dividir el área en tres secciones.

Un estante dibujado empleando el método de los tercios

Cuartos

Primero hacemos una bisección.

Seguidamente, dividimos en dos mitades cada parte de la bisección.

Puertas corredizas estilo japonés (“fusuma”) dibujadas empleando el método de los cuartos

Adición

Por último, mostraré cómo agregar espacios del mismo tamaño de una figura original.

En el procedimiento que mostraré aquí, vamos a adicionar espacios hacia abajo.

Trazamos unas líneas diagonales dentro de la figura original para determinar la mitad del ancho,
y así poder trazar la línea central.

Al trazar una línea diagonal que pase encima de la línea central y que se extienda hasta una de las líneas de los bordes laterales que están más abajo, podemos agregar un espacio del mismo tamaño de la figura original.

Al repetir el procedimiento, podemos ir agregando más y más espacios.

Un ejemplo de múltiples espacios del mismo tamaño con sentido de perspectiva