En una ilustración, el line art (arte lineal) es fundamental,
ya que se trata de las líneas que conforman el contorno de las figuras ilustradas.

En esta ocasión, me gustaría explicarte sobre la “técnica básica del line art
y además, enseñarte 5 tips importantes que debes tomar en cuenta.

1. Preparémonos para dibujar el line art

.
Antes que nada, vamos a prepararnos para dibujar el line art.

① Preparar un boceto y las capas para el line art 

En primer lugar, necesitamos hacer un boceto (borrador) del dibujo que queremos hacer.
Una vez que tengamos el boceto listo, entonces abrimos una nueva capa para empezar el line art.

② Configurar el estabilizador de trazo

Si al dibujar una línea, notas que tienes problemas de inestabilidad del trazo,
entonces activa la función del “estabilizador de trazo”,
el cual te ayudará a corregir tus trazos para que obtengas líneas de buena calidad.

③ Escoger el tipo de pincel adecuado

Una vez que hayas configurado el estabilizador de trazo,
elige el pincel (pluma) que quieras utilizar para dibujar el line art.

Usualmente, para el line art se utilizan los pinceles tipo “Pluma”, “Pluma G”, “Pluma redonda” o “Pluma (tinta)”.  Sin embargo, según el tipo de dibujo que tengas pensado, puedes variar el tipo de pincel.
Por ejemplo, si lo que quieres es obtener un dibujo con aspecto de acuarela o de dibujo a mano,
te convendría elegir un pincel tipo “Lápiz (áspero)” o “Portaminas”.

Cabe aclarar que, algunos tipos de pinceles, aunque no se encuentren incluidos desde el inicio en el menú de pinceles, los puedes descargar gratuitamente, tal como el pincel tipo “Lápiz (áspero)”.

Cómo descargar un tipo de pincel>

① Pulsa el ícono de la herramienta de pincel.

② Pulsa el botón “+”.

③Pulsa la opción “Añadir pincel”.

④ Selecciona el tipo de pincel que desees, y pulsa “Guardar”.

⑤ El pincel que haz seleccionado aparece añadido
en la parte inferior de la pantalla de “selección de pincel”,
así que ya lo puedes utilizar.

 

2. Dibujemos el line art

¡Ahora sí! Ya estamos listos para empezar a dibujar el line art.
Aquí mostraré un ejemplo específico:

< 1. Dibujar el rostro >

Para dibujar un rostro, empleamos líneas gruesas para el contorno de la cara, mientras que,
para las partes internas de la cara usamos líneas que sean ligeramente más delgadas que las líneas del contorno.

< 2. Dibujar el cabello >

Para el contorno de la cabellera empleamos líneas gruesas,
mientras que para los cabellos en sí utilizamos líneas finas.

< 3. Dibujar el cuerpo (la ropa) >

Al igual que el rostro y la cabellera, para los contornos usamos líneas gruesas,
y para los detalles, tales como las arrugas de la ropa, empleamos líneas finas.
Además, en las partes donde se cruzan o sobreponen las líneas,
añadimos pequeñas partes oscurecidas o ennegrecidas (“beta nuri“).

< 4. Dibujar los accesorios >

En este ejemplo, he incluido dentro del dibujo un conejo de peluche.
Para darle una textura suave al peluche, en algunas partes empleamos líneas cortas y ligeras.
Así mismo, también vamos dibujando los adornos en forma de flor que el personaje lleva en el cabello.

Así, ya está completado el line art:

En caso de que queramos darle un acabado en blanco y negro al dibujo,
rellenamos algunas partes con negro o gris,
o incluso podemos añadir algún tipo de trama (patrones de texturas o sombras, screen tone).

 

3. 5 tips para dibujar el line art

Hay 5 tips que debes tomar en cuenta a la hora de dibujar el line art,
Dependiendo del estilo de dibujo que vayas a utilizar, a veces, quizás estos tips no serán aplicables,
pero de todos modos será útil que los conozcas, ya que forman parte de la técnica básica de line art.

[ Tip 1: Líneas de contorno gruesas y líneas de las partes internas finas ]

A la hora de dibujar el line art,  utilizamos diferentes grosores de línea:
para los contornos (líneas principales) usamos líneas gruesas,
y para las partes internas (líneas secundarias) usamos líneas delgadas.
La variación de grosor de líneas sirve para darle vivacidad o dinamismo a la ilustración,

[ Tip 2: Líneas finas para las partes iluminadas, y líneas gruesas para las partes que están en sombra ]

Mediante la variación del grosor de las líneas, es posible expresar el grado de exposición a la luz.

Esto lo podemos aplicar en todo tipo de ilustraciones.
Por ejemplo, en el dibujo de abajo se ha intensificado el efecto de luz
mediante la variación del grosor de las líneas:

[ Punto 3:  emplear oscurecimiento donde se entrecruzan las líneas]

En las áreas donde las líneas se entrecruzan (es decir, donde las figuras se superponen),
añadimos pequeñas porciones oscurecidas o ennegrecidas, a modo de pequeñas sombras.
De esta manera, le podemos dar a nuestro line art  un efecto tridimensional.

[ Punto 4: Las figuras cercanas con líneas gruesas, y las figuras lejanas con líneas finas ]

Mientras más cercanas estén, las figuras se verán más nítidas,
y mientras más lejos estén, se verán más borrosas.
Acorde a dicho principio, para dibujar las figuras cercanas se emplean líneas gruesas,
y líneas delgadas para dibujar las figuras que están a lo lejos.

[ Punto 5: Dibujar en capas separadas ]

Es recomendable dibujar el line art de cada segmento en capas separadas, o sea,
una capa para el cabello, otra capa para la cara, y otra para el cuerpo, etc.
Al dibujar en capas separadas se te hará más fácil corregir las partes sobrepuestas.

 

4. Cuando el boceto te quedó bien, pero el line art no

A veces ocurre que aunque el boceto o borrador te había quedado bien,
al hacer el line art sientes que no te convence, como que si le faltara algo.
Quizás esto se deba a que tus trazos son algo débiles,
o que te falta emplear variación en la intensidad de las líneas.

Lo que pasa es que a la hora de dibujar un boceto,
normalmente lo hacemos con soltura o hasta de manera un poco tosca,
y por ello logramos obtener líneas más enérgicas con variación en la intensidad o grosor.

Por el contrario, cuando nos disponemos a dibujar el line art,
tendemos a perder el impulso, y por ende no conseguimos emplear la variación de intensidad de las líneas, ya que dibujamos con cautela o cuidado excesivo.

Cuando nuestro trazo pierde impulso, las líneas tienden a volverse inestables.
Y si no empleamos variación en la intensidad de las líneas, el line art se vuelve plano y monótono.

Por eso, a la hora de dibujar el line art,
es importante NO ser demasiado cuidadoso o temeroso ni tratar de dibujar a la perfección.
En la ilustración digital, tenemos la gran ventaja de contar con las funciones “deshacer”  y “rehacer”,
así que no hay ninguna necesidad de ponerse nervioso. Puedes dibujar de manera libre.

(Texto original  e ilustraciones: sakaki)