Quizás a algunos de ustedes les ha pasado lo siguiente:
Después de muchos esfuerzos, al fin haz terminado tu ilustración, pero al contemplarla notas que,
si bien los dibujos en sí está bien hechos, la ilustración en general se ve plana, sin movimiento, con los personajes sen la misma pose de siempre.

Así que, en este artículo, quiero mostrar algunas técnicas de composición que te ayudarán a mejorar tus ilustraciones.
Todas las técnicas que explicaré, resultarán fáciles de poner en práctica incluso para los principiantes,
así que espero que los emplees.

① ¡Aprovecha los espacios vacíos!

Mira la imagen de arriba.
Al estar el personaje colocado en el puro centro, lastimosamente la pose del personaje no se ve muy interesante que digamos.
Cuando ocurre esto, lo que podemos hacer es emplear espacios vacíos para generar efectos interesantes.

(Traducción del texto de la imagen de arriba:
Al crear un espacio vacío o abierto, hacemos que la mirada del espectador se dirija naturalmente desde el personaje hacia el vacío, con lo cual, logramos generar una sensación de amplitud.)

(Traducción del texto de la imagen de arriba:
En el espacio vacío que hayamos creado, podemos dibujar un paisaje, o podemos añadir un diseño.)

En el ejemplo que muestro arriba, he creado un espacio en blanco al lado izquierdo del personaje.
Aquí, tenemos que tener presente que la mirada de los espectadores se dirige naturalmente hacia los espacios abiertos.
Así que, al crear un espacio en blanco amplio justo al lado del personaje, logramos lo siguiente:
Los espectadores primero fijan su mirada en el personaje, y luego, inconscientemente la dirigen hacia el espacio abierto, generándose así una sensación de amplitud.
Dependiendo de lo que deseemos, podemos dejar el espacio en blanco así como está, o sino podemos dibujar un paisaje o algún diseño en dicho espacio.

Según en qué parte de la ilustración coloques el espacio vacío, podrás obtener composiciones variadas.
Así que, intenta hacerlo.

(Traducción del texto de la imagen de arriba:
Texto del cuadro del centro: ¡Atrévete a crear espacios vacíos en distintas partes de la ilustración!
Texto del recuadro derecho superior: Cuando creas un espacio vacío en forma de una dona, lograrás que la mirada del espectador se enfoque en el centro.)

 

②¡Salte de los límites del lienzo!

Cuando lo que quieres es hacer un dibujo impactante o impresionante,
entonces haz que el dibujo se salga de los contornos del lienzo.
No existe ninguna norma que diga que la totalidad del dibujo debe estar dentro de los límites del lienzo.


(Traducción del texto de la imagen de arriba:
Al hacer que el dibujo se salga un poco del límite del lienzo, logramos reforzar la sensación de grandeza.)

Al hacer que el dibujo se sobresalga del lienzo, logramos generar un efecto visual que hace que la imagen se vea más grande que cuando estaba contenida por completo dentro de los límites.

Además, al hacer sobresalir el dibujo, logramos también generar curiosidad en el espectador, ya que se preguntará qué es lo que hay más allá de la parte visible.
Así que, esta técnica también puede ser ideal para cuando quieras elaborar una ilustración de estilo misterioso.

 

③¡Inclina la imagen!

Cuando lo que quieres es que la imagen se vea con movimiento,
te recomiendo que uses una composición diagonal.


Tal como se muestra en las imágenes de arriba, cuando la figura está de frente en posición recta con respecto al espectador, la ilustración tiene un aspecto estable y tranquilo.
Por su lado, cuando se coloca la figura en diagonal, se genera cierta inestabilidad que se traduce en sensación de movimiento.

Además, en el caso de dibujos de personajes, al colocar un personaje en composición diagonal, obtenemos un efecto que hace que el personaje se vea alargado, o sea, esbelto.
La composición diagonal es un tipo de composición estándar que mucha gente utiliza, pero por más común que sea, siempre te podrá servir para resaltar las figuras de cuerpo completo.
Además, si combinas la composición diagonal con la técnica de hacer sobresalir del lienzo la figura, obtendrás un mayor efecto (tal como se muestra en la imagen mostrada justo arriba).

 

④ ¡Resalta la parte que más quieres mostrar!

Mira la imagen de arriba. Se trata de una chica que muestra una mano extendida.
Fíjate que si bien la chica se ve bonita, el dibujo en general se ve demasiado ordenado, y no causa gran impresión.

A la hora de elaborar una ilustración, primero deberíamos pensar qué es lo que más queremos que la gente vea en el dibujo.
Por ejemplo, en el caso de un dibujo similar al de arriba, quizás algunos digan:
“Quiero que la mano extendida se vea grande para llamar la atención”,
mientras que quizás otros digan:
“Quiero que la gente vea más que nada la expresión de sonrojo que refleja la chica en su rostro al extender la mano.”

En fin, lo que se desea mostrar más en una ilustración puede variar entre cada quien.
Y según lo que se desea mostrar más, la composición a emplear también ha de ser diferente.

(Traducción de los textos de la imagen de arriba:
Texto de la parte superior: Piensa qué es lo que más quieres mostrar o resaltar.
Texto debajo de la flecha roja: Primero, para obtener una idea de cuán grande queremos dibujar la mano, rellenamos a grandes rasgos el área con cualquier color. Una vez que tengamos determinada la extensión del área, dibujamos los atari.)

Lo recomendable es primero decidir la ubicación de la parte que queremos resaltar más.
Para ello, antes de delinear los atari (líneas guía), utilizando el pincel tipo “marcador” o algún otro que sea apto para colorear, rellenamos el área donde deseamos colocar la parte que más queremos resaltar, para definir su ubicación y tamaño.  
De esta manera, conseguiremos resaltar al máximo la parte que deseamos, y si además hacemos ajustes adecuados para que los demás elementos queden discretos, conseguiremos un buen equilibrio.

En el ejemplo que muestro en la imagen de arriba, ya que quise resaltar la mano extendida hacia delante, rellené con un color grisáceo un área bastante grande para determinar el tamaño de la mano.
Una vez que tengamos definida la ubicación y tamaño de la parte a resaltar, proseguimos a dibujar los atari del rostro y las demás partes del cuerpo.

(Traducción del texto de la imagen de abajo:
En comparación al anterior dibujo, he conseguido que la ilustración se vea más impactante.)

Obviamente que esta modalidad de resaltar una parte, se puede aplicar no sólo en una mano, sino también en el rostro, piernas, brazos, vestimenta, accesorios, etc., en fin, en cualquier elemento según lo que queramos enfatizar.

Al resaltar una parte, es posible que se genere cierto desequilibrio en las proporciones del cuerpo; sin embargo, mientras el desequilibrio sea leve no habrá ningún problema, ya que la mirada del espectador se enfocará en el impacto generado por la parte resaltada, y difícilmente notará el leve desequilibrio.
Más que nada, al resaltar una parte logramos transmitir a los espectadores nuestro deseo de mostrar ya sea un objeto específico, o la parte que más nos gusta de un personaje. 
En fin, personalmente, esta técnica la utilizo mucho a la hora de elaborar un fanart.

 

⑤ ¡Haz composiciones con varios personajes!

La siguiente técnica que quiero explicar sirve para hacer composiciones con varios personajes.
A continuación mostraré varios ejemplos, así que espero que los pongas en práctica.

・Colocar personajes del mismo tamaño alineados horizontalmente:


(Traducción de los textos de la imagen de arriba:
Composición con personajes alineados horizontalmente:
Ideal para reflejar una relación estable o el afecto entre sí.)

En este tipo de composición los personajes se colocan de manera ordenada, uno al lado del otro,
y se logra reflejar la amistad o estabilidad que hay en la relación entre los dos.

 

・Un personaje en grande y otro en pequeño.

(Traducción de los textos de la imagen de arriba:
Composición con diferencia de tamaño:
Útil para cuando se quiere contrastar dos personajes.
También sirve para crear una atmósfera de que hay algo muy significativo o profundo.
Se puede conseguir un mayor efecto al emplear diferencia de tonalidades, o sea, un personaje más oscuro que el otro.)

Con este tipo de composición, logramos destacar al personaje que está en primer plano.
Sirve por ejemplo, cuando se quiere mostrar el contraste existente entre dos personas.

 

・Composición triangular:

(Traducción de los textos de la imagen de arriba:
Composición triangular: Al colocar a los personajes en forma triangular, se consigue un buen equilibrio.)

La composición triangular resulta útil cuando se necesita colocar tres personajes.
Al colocarlos de tal manera que formen entre sí un triángulo, conseguirás una composición armoniosa.

 

 

Bueno, de esta manera he mostrado algunos ejemplos de técnicas de composición.
En realidad, hay muchas más formas de composición, que lastimosamente por cuestiones de espacio y tiempo aquí no he podido incluirlas.

Una última recomendación: Toma muchas fotos y tenlas archivadas (es una práctica que yo siempre hago.)
Pueden ser selfies, fotos familiares o con amigos.
La idea es imaginar como si la pantalla de la cámara fuese un lienzo, y tomar fotos en diferentes ángulos y tamaños, para obtener ideas de composición a partir de las fotos.
Ya que hoy en día es posible tomar fotos hasta con los teléfonos móviles, espero que pruebes esta práctica para que amplíes tu repertorio de composiciones.

(Texto original e imágenes: Naoko Hara)