Si bien dibujar “fanarts” u obras derivadas es divertido, no hay nada más satisfactorio que elaborar ilustraciones o manga basados en nuestros propios personajes.
Y es que cuando creamos personajes originales, hasta nos encariñamos con ellos, como si fuesen nuestros hijos.

Así que, en esta ocasión quiero mostrarte unos tips útiles para crear personajes originales fabulosos.

【Preparativos】

● Primero definamos la visión de mundo

Esto de definir la visión de mundo es algo muy importante.
Ya sea para elaborar una ilustración o un manga, antes de ponernos a definir la apariencia o personalidad de los personajes, primero debemos pensar en cómo es el mundo en que se ubica la ilustración o el manga que vamos a elaborar.

A manera de ejemplo, a continuación mostraré el proceso para crear un personaje femenino que es estudiante de secundaria.

Traducción de los textos de la imagen de abajo:
Pensemos en la visión de mundo 
Ejemplo: Crear un personaje basado en una chica que cursa la secundaria
– ¿En qué situación se encuentra?
– ¿Ella vive en un mundo de fantasía o en un mundo realista? etc.
¡Es muy importante definir bien la visión de mundo!
(Letras escritas a mano debajo de la imagen la chica): Se ve bonita pero carece de originalidad.


Ahora bien, con tan sólo dibujar una chica con su uniforme de secundaria es posible obtener un personaje lindo. Sin embargo, si no hay ninguna historia de trasfondo que lo caracterice, el personaje carecerá de originalidad. Simplemente será un personaje más.

Así que, veamos otros ejemplos:

Abajo muestro una segunda versión del personaje que estoy tratando de diseñar.
La he dibujado pensando en que se trata de una chica que lucha contra el mal, trasladándose entre el mundo real y el mundo de fantasía cada vez que sea necesario. En otras palabras, he combinado un elemento real (el uniforme) con un elemento fantasioso (el artefacto que lleva en la mano).
De esta manera, he logrado generar un efecto de contraste interesante.

(Traducción de los textos de la imagen de abajo:
Lo que está pensando la chica: “Diantres… mañana tengo exámenes trimestrales, pero ni modo, tengo que cumplir con mi deber de luchar contra el mal…”
Uniforme + fantasía)

Para mostrar más ejemplos, abajo muestro una tercera versión del mismo personaje.
En este caso, la he dibujado pensando en que se trata de una chica que es inteligentísima, especialmente en el campo de las ciencias exactas, y que le encanta realizar experimentos en el laboratorio.
En otras palabras, a un elemento básico que en este caso es el “uniforme”, le he añadido un atributo específico. La chica tiene una apariencia bastante normal (nada fantasiosa), pero he logrado caracterizar su originalidad al hacer que lleve en la mano un instrumento de laboratorio.
(Traducción de los textos de la imagen de abajo:
Lo que está diciendo la chica:  “¿No te gustaría ser mi ratón de laboratorio?”
Uniforme + atributo)

Tal como lo he mostrado arriba, aunque el personaje conserve el mismo tipo de rostro, mismo corte de cabello y misma vestimenta, con tan sólo modificarle la visión de mundo, podemos convertirlo en un personaje totalmente diferente.

Ahora bien, quizás algunos de ustedes piensen lo siguiente: “Es entendible que haya que definir la visión de mundo para elaborar un manga. Pero para una simple ilustración no creo que sea necesario hacerlo.”
Sin embargo, mi recomendación es que adquieras la costumbre de definir la visión de mundo de tus personajes, aun cuando se trate de una simple ilustración y no una obra de manga. Esto porque no sólo te ayudará a incrementar el atractivo de tus ilustraciones, sino que te servirá para adquirir la habilidad de diseñar personajes de manera ágil.
Así que, ponte a pensar en la visión de mundo del personaje que deseas crear.

【Definir la apariencia del personaje】

Una vez que tengamos definida a grandes rasgos la visión de mundo,
lo siguiente que debemos hacer es determinar la apariencia física del personaje.

Traducción de los textos de la imagen de abajo:
Pensemos en la apariencia del personaje
Lo ideal es que sea reconocible aún sólo con la silueta.
Especialmente la cabellera resulta útil para caracterizar al personaje.

Generalmente, se dice que un personaje bien diseñado puede ser reconocido con tan sólo ver su silueta.
En otras palabras, lo ideal es que el personaje tenga una cabellera y/o una contextura física muy característica que se pueda distinguir aun cuando sólo se vea la sombra.

Especialmente, la cabellera es un aspecto de gran utilidad para diferenciar a un personaje de los demás.
Así que te recomiendo que idees con detenimiento el corte de cabello o peinado de tu personaje, para que logres caracterizarlo.

 

Traducción de los textos de la imagen de abajo:
Otros elementos que sirven para caracterizar a un personaje son:
la edad, género y contextura física.

No nos limitemos a definir un rostro característico, sino también una silueta distintiva. 

La forma de la silueta de los personajes humanos puede variar según la edad, género y contextura física.
A la hora de definir la apariencia física de un personaje, debemos preguntarnos: ¿cuál es la edad aproximada de este personaje? ¿Es de contextura delgada o gruesa? ¿Cuánto mide de estatura? ¿Tiene un cuerpo musculoso o no? En fin, ¿cómo es su constitución física?

Ahora bien, el hecho de que una silueta característica sea importante, no quiere decir que todos los personajes deban tener un peinado estrambótico o una vestimenta excéntrica.
No tendría sentido que la apariencia física del personaje no concuerde con la visión de mundo que hemos definido con anterioridad.

Los “personajes 2D”, o sea, aquellos que tienen un físico que es imposible de ver en la realidad, con una cabellera exageradamente larga o de una forma extraña, unas uñas muy afiladas, etc., pueden ser muy atractivos, pero de nada serviría su encanto si no se ajustan a la visión de mundo de nuestra obra.

Así que, ten presente que también es posible conferirle originalidad a un personaje mediante pequeños detalles, tales como agregar un accesorio o adorno en el cabello o la vestimenta, o cambiarle el color del cabello.

Aunque el personaje no tenga una apariencia física extravagante, será suficiente con que su personalidad esté bien definida, así como la visión de mundo.
Incluso, una apariencia física discreta puede ser útil cuando deseamos diseñar un personaje contradictorio o contrastante .
Así que, no te sientas obligado a diseñar algo extraordinario, sino relájate y disfruta el proceso de diseñar el personaje.

【Definir la personalidad del personaje】

Cuando tengamos definida a grandes rasgos la apariencia del personaje, es momento de ponernos a definir su personalidad. Esta una etapa igualmente divertida como el paso anterior donde estuvimos ideando la parte visual.
Especialmente cuando se trata de una obra de manga, la caracterización de la personalidad es crucial para darle profundidad a los personajes.

Traducción de los textos de la imagen de abajo:
Ideemos la personalidad del personaje
Una niña que le encanta capturar insectos
Activa, alegre
Llena de energía
Niña mimada
Primero definamos a grandes rasgos el tipo de personalidad, 
y luego vayamos añadiendo características específicas 

Lo primero que debemos hacer es definir a grandes rasgos el tipo de personalidad:
Si es una persona alegre o melancólica, activa o pasiva, si tiene cualidad de liderazgo, o si es encantadora, etc.

Luego, vamos añadiendo las cualidades más detalladas.

● Aumentar el atractivo del personaje mediante contraste

Traducción de los textos de la imagen de abajo:
Es posible darle mayor profundidad a nuestros personajes
mediante facetas contrastantes o contradictorias 
Ejemplos:
– Usualmente es una chica encantadora, pero cuando se enoja se transforma.
– Le encantan los insectos, pero le tiene miedo a los demás tipos de animales.

No nos conformemos con que el personaje sea simplemente encantador o fuerte, sino agreguémosle algunas facetas que sean contradictorias a los rasgos básicos o primordiales de la personalidad, para darle mayor profundidad al personaje.
Una manera efectiva para lograr esto es definir las debilidades (aspectos negativos) del personaje.

● Definir los detalles menores 

Traducción de los textos de la imagen de abajo:
Definamos los detalles menores para darle mayor profundidad al personaje 
Su comida preferida
Tipo de sangre (nota de traductor: en la idiosincracia japonesa, el tipo de sangre se considera como un elemento que puede influir en la personalidad.)
Composición familiar      Color favorito
Fobias o cosas a las cuales siente repulsión
Lugar de origen    Habilidad especial
Refrán favorito o lema de vida      Tipo de música que le gusta
Lo ideal es que definamos incluso esos detalles menores del personaje que no serán mencionados de manera directa en nuestra obra, ya que pueden servir como base o fundamento para definir las maneras en que se expresa o actúa,  o para estimular nuestra creatividad.  

En realidad, resulta divertido ponernos a determinar detalles menores del personaje tales como:
fecha de nacimiento, tipo de sangre, lugar de origen, composición familiar, comida favorita, etc.
Aunque se traten de aspectos que quizás no llegarán a ser mencionados de manera evidente dentro de nuestra obra, pueden llegar a ser útiles durante nuestro proceso de creación.
Por ejemplo, los detalles que influyen en el pasado o historia del personaje, tales como la composición familiar o lugar de origen, son de gran importancia, ya que condicionan su manera de hablar y de actuar.

☆ Definir las raíces de la personalidad del personaje

Traducción de los textos de la imagen de abajo:
Pensemos en las raíces de la personalidad del personaje
Ejemplo: Un personaje frívolo y despiadado.
Pensar en la causa por la cual se volvió frívolo y despiadado:
– En realidad es muy tímido e inseguro, y para disimularlo actúa de manera frívola.
– Es un ser extraño de nacimiento que carece de todo tipo de sentimientos.
– En el pasado fue víctima de una traición, por lo que no confía en nada ni nadie.
Aunque se trate de un mismo tipo de personalidad o actitud,
el personaje puede ser diferente según la causa de fondo.  

Esto es un punto muy importante.

Por ejemplo, digamos que tenemos un personaje que es frívolo y despiadado.
Con sólo esta información, el personaje no tiene nada de interesante.
Así que debemos ponernos a pensar en la raíz de la frivolidad de este personaje.

– En realidad es muy tímido e inseguro, y para disimularlo actúa de manera frívola
– Hace años perdió a un ser querido, y debido al trauma no es capaz de confiar en nada ni nadie.
– Es un ser extraño de nacimiento que carece de todo tipo de sentimientos.

Tal como se puede ver en los ejemplos de arriba, con tan sólo ponernos a pensar un poco se nos puede venir a la mente diversas causas posibles.

El hecho de que un personaje sea convincente o no, dependerá de si somos capaces de definir las raíces de su personalidad y actitud.
Procura determinar bien las raíces de la personalidad de tu personaje,
para lograr que sea un personaje realmente original.

 

Bueno, así termino mi explicación sobre los tips para diseñar personajes originales.
Verás que entre más profundices en el proceso de diseño, más te encariñarás con tus personajes,
y tus ilustraciones y/o obras de manga serán cada vez más convincentes.
Así que, ¡ponte a crear tu propio personaje que realmente sea único en todo el mundo!

(Texto original e ilustraciones: Naoko Hara)
twitter:@nao_comic