Hoy quiero mostrarles cómo dibujar una casa tradicional japonesa.
Si eres de los que tienes ganas de dibujar ilustraciones de paisajes campestres o de antaño del Japón, entonces este artículo te podrá servir.
Así que, ¡acompáñame!

1. Del boceto hacia el arte lineal

Lo primero que debemos hacer es dibujar a grandes rasgos la composición de lo que queremos dibujar.

En el ejemplo que muestro aquí, he dibujado una casa tradicional japonesa, imaginando algo así como la casa de una abuelita que vive en el campo. Podrás notar que la casa que he esbozado tienen un “engawa” (un pasadizo exterior de madera) además de puertas corredizas al estilo japonés denominadas “shouji”.

Dentro del dibujo, voy a ubicar el nivel de la “altura de la vista” de tal manera que quede como a la mitad de la altura de las puertas corredizas “shouji” o un poco más arriba.
A la hora de dibujar, procuremos colocar el lienzo de tal manera que la “altura de la vista” dentro del dibujo coincida con nuestra altura de vista real. 

Lo siguiente que haremos es marcar los punto de fuga en los dos extremos de la línea de “altura de la vista”, tal como lo muestro en la imagen de abajo:

Traducción de los textos de la imagen de abajo:

Marcar los dos puntos de fuga, cada uno en cada extremo de la línea de la “altura de la vista”
(Las dos palabras indicadas debajo de la línea roja significan: “Punto de fuga.”)


En la “Sección (7)” del siguiente artículo podrás leer una breve explicación sobre cómo usar la herramienta “Ajustar” para determinar los puntos de fuga: Cómo usar las herramientas de MediBang Paint Pro

Tal como lo muestro con las marcas azules en la imagen de arriba,
lograrás determinar los puntos de fuga si unas trazas líneas paralelas al ángulo de inclinación horizontal de la casa, y otras líneas paralelas a la línea de la “altura de la vista”.
Una vez que tengas determinados los puntos de fuga, no olvides guardarlos.

Ya teniendo definidos los puntos de fuga, vamos trazando las líneas de la estructura de la casa acorde a dichos puntos.

A la hora de trazar las líneas de la estructura, ten conciencia de que las líneas verticales (marcadas en rojo en la imagen de abajo) son las columnas de la casa, mientras que las líneas verticales son las vigas y demás estructuras que están sostenidas por las columnas (marcadas en azul en la imagen de abajo).

Una vez que hayamos hecho lo anterior, vamos incorporando al boceto las figuras de los distintos elementos arquitectónicos: columnas, “shouji” (puertas corredizas), pasadizo de madera, “tatami” (esteras al estilo japonpes que cubren el piso).

Además, no nos podemos olvidar de las tejas tipo “kawara” que son indispensables en una estructura tradicional japonesa.
Si bien existen muchos tipos de “kawara”, esta vez empleare unas del tipo más común.
Tal como lo puedes ver en la imagen de abajo, estas tejas están compuestas por un extremo redondeado y una extensión curvada, lo cual hacen que al ser colocadas las tejas en serie se forme una superficie oleada.

Al combinar todos los elementos mencionados arriba, el dibujo queda así:

Ahora bien, aunque en el ejemplo que muestro aquí, los “tatami” casi ni se ven,
me parece bueno que conozcan sobre las reglas que hay que seguir a la hora de colocarlas sobre el piso de una habitación.
Tal como se muestra en la imagen de abajo, los “tatami” existe un orden específico de ordenar los “tatami” según la cantidad de dichas esteras que se requieren para cubrir la extensión del piso.

Traducción de los textos de la imagen de abajo:
Formas para ordenar los “tatami”:
De izquierda a derecha: habitación con 6 “tatamis”, 8 “tatamis”, 10 “tatamis”, 12 “tatamis”.

En la imagen de arriba muestro el arte lineal que he elaborado partir del boceto.
Esta vez he decidido no elaborar el arte lineal de las nubes y la vegetación, ya que pienso dibujarlas directamente a la hora de colorear.

 

2. Definir los colores

① Elementos de madera (columnas y puertas corredizas)

A continuación, vamos a ponernos a colorear.

Primero utilizaremos la herramienta “cubo” (“balde”).

Con la herramienta “cubo” (“balde”) podemos aplicar el color base de los espacios cerrados, tal como lo muestro en la imagen de abajo:
Ya que con la herramienta “cubo” (“balde”) se puede colorear ágilmente grandes espacios, en caso de que no te convenza el color aplicado, puedes cambiarlo cuantas veces quieras.

Ahora bien, a la hora de colorear debes tomar en cuenta dónde está ubicada la fuente de luz dentro de la ilustración.
En el ejemplo que muestro aquí, he decidido que la luz del sol está pegando desde el lado superior derecho, así que, a la hora de colorear debo hacer que:
– Las superficies que están ubicadas arriba son las que se ven más claras (iluminadas).
– Las superficies que están orientadas hacia la derecha son las segundas en verse claras (iluminadas).
– Las superficies que están orientadas hacia la izquierda se ven oscuras ya que quedan en la sombra.

ya que apenas estamos en la etapa de aplicar los colores base, quizás en la imagen de arriba no se puede percibir fácilmente la diferenciación de claridad en los colores.
Así que abajo muestro una imagen agrandada para que se vea mejor:

Traducción de los textos de la imagen de abajo:
Izquierda: Tono oscuro
Derecha: Tono claro

Una vez que hayamos terminado de aplicar los colores base, vamos añadir otros colores por encima.
Para ello, primero abramos una nueva capa y coloquémosla encima de las capas del color base.
Una vez ubicados en la nueva capa, marquemos la casilla que está junto a la palabra “Recorte”, para que dicha función quede activada.

Ya que lo primero en lo que quiero ponerme a trabajar son las paredes, he colocado la nueva capa encima de la capa donde está el color base de las paredes.

Utilizando un tono un poco más oscuro que el color base, vamos añadiendo trazos en las paredes, para oscurecer algunas partes. Ya que la idea es que estas se vean como si llevasen muchos años de haber sido construidas, podemos dejar cierta irregularidad en los trazos de tal manera que se vean naturales.
Así mismo, aprovechemos para pintar las sombras que las reglas de madera proyectan sobre las paredes.

A continuación, vamos a agregar las vetas de madera en la superficie de las columnas.
Ya que la madera es un elemento importante en la arquitectura japonesa, debemos esmerarnos a la hora de pintar la textura de la madera.

A continuación, explicaré cómo hacerlo mediante imágenes :

Traducción de los textos de la imagen de abajo:

1. Con un pincel de trazo suave, coloreamos de manera irregular para crear unas vetas que se vean naturales.
2. A lo largo de cada extremo lateral de la columna, agregamos un tono ya sea claro o oscuro, acorde de la dirección en que está ubicada la fuente de luz.

Al momento de agregar un tono claro  y otro oscuro en cada extremo lateral, debemos trazar acorde a la superficie vertical de la columna.
De esta manera, logremos conferirle tridimensionalidad a la figura.


3. Agregamos unas líneas más definidas para mejorar el aspecto de las vetas.
4. A las líneas de las vetas que acabamos de hacer en el paso anterior, añadimos un tono más oscuro.

Aquí, debemos tener en cuenta que existen dos tipos de vetas de la madera:
Un tipo de vetas formadas por círculos, y otro tipo que vetas formadas por líneas que se extienden a lo largo, tal como lo puedes ver en la imagen de abajo.
En el dibujo que estoy elaborando aquí, he optado por emplear el tipo de vetas formadas por líneas, pero tú puedes escoger el tipo que quieras.

Al terminar de añadir las vetas a todas las columnas, la ilustración ha quedado así:

Al agregar las sombras en las columnas, la ilustración ha quedado así:

A continuación, vamos a agregar las vetas de las tablas que forman las puertas corredizas (“shouji”).

El procedimento a seguir es similar al de las columnas:
① Pintar las vetas “base” a grandes rasgos.
② Pintar las sombras.
③ Pintar las vetas de manera detallada.

Al terminar de agregar las vetas a las puertas corredizas, la imagen me ha quedado tal como lo muestro abajo.
Nota que en en la coloración de las partes sombreadas he dejado algunas irregularidades, acorde a la forma de las vetas, incluso añadiendo un tono un poco claro dentro de las sombras.

Mira cómo está quedando la imagen en general:

Seguidamente, vamos a pintar la textura del pasadizo externo (“engawa”).

Traducción de los textos de la imagen de abajo:
1. Pintar las vetas “base” a grandes rasgos.
2. Trazar las líneas de contorno de las tablas, y agregar los colores de los reflejos de luz y de las sombras.
3. Agregar líneas con tono claro a lo largo de las líneas que acabamos de trazar en el paso anterior.
4. Pintar las vetas en la superficie de la tabla que queda en la parte externa.

Ya que la superficie del pasadizo externo (“engawa”) suele ser más liso o brillante que la superficie de las columnas, en el paso 2 indicado arriba debemos agregar los colores de reflejos de luz y de sombras.

En este punto, la imagen en general está quedando así:

 

② “Kawara” (tejas), “tatami” y superficies de papel

Ahora, vamos a pintar las tejas denominadas “kawara”.

los colores de los reflejos de luz y de las sombras.

Traducción de los textos de la imagen de abajo:
1. Pintar las partes sombreadas con un tono oscuro.
2. Agregar más sombras en algunos puntos específicos con un tono aún más oscuro.
3. Agregar un tono adicional a las partes donde pega la luz, para generar textura.
4. Agregar las sombras que se producen en la superficie de color claro.

En las “kawara” (tejas), se produce un contraste muy marcado entre las partes iluminadas y las partes sombreadas.
Por tal razón, en las superficies donde pega el sol he empleado un color que tiene mucho de blanco, mientras que para las sombras he escogido un azul profundo grisáceo.
Procura escoger unos colores adecuados para producir un buen contraste.

A continuación, vamos a pintar los “tatami”.

Traducción de los textos de la imagen de abajo:
1. Agregar las sombras, y dibujar los bordes de los “tatami” acorde al boceto que habíamos hecho.
2. Agregar las líneas detalladas de la superficie del “tatami”.

Ya que en este ejemplo los “tatami” no están muy visibles, no es necesario colorearlos con mucho detalle.

Siguiendo el mismo procedimiento que he venido utilizando, he pintado el muro que está afuera.

Entre más lejana esté la superficie, las podemos pintar con menos detalle pero con una tonalidad un poco más clara que el resto.

Ahora, vamos a agregar las sombras a las puertas corredizas (“shouji”).
He procurado que las partes de papel de las pueblas corredizas no queden muy blancas sino más bien grisáceas.
Para que las superficies se vean antiguas (ya que se trata de una casa tradicional), usemos un pincel con un tamaño de trazo bastante ancho para agregar un tono que de un aspecto como de “manchado por antigüedad”.

Traducción de los textos de la imagen de abajo:
1. Aplicar un tono grisáceo sobre toda la puerta corrediza.
2. Agregar las sombras producidas por los marcos de madera.

③ Piedras y vegetación del jardín

A continuación, vamos a agregar textura a las piedras que están debajo del pasadizo externo (“engawa”).
Usando como guía las líneas del arte lineal, apliquemos diferentes tonos para producir irregularidades en la superficie de las piedras.

No es necesario tratar de pintarlo a la perfección. Más bien será mejor que colorees de manera un poso brusca, para conseguir que la piedra realmente se vea como tal.

Ahora vamos a pintar el suelo del jardín.

Traducción de los textos de la imagen de abajo:
1. Haz visible la capa del boceto.
2. Pintamos de manera tenue el color del césped.
3. Agregamos el color de las sombras que se producen debajo de la casa.
4. Reforzamos el color de las sombras.

A la hora de pintar el césped, no utilices un verde brillante, sino tonos un poco oscuros de verde o verde amarillento, para que la imagen se vea natural.
Incluso, ya que las partes sombreadas debajo de la casa se deben ver muy oscuras, para los parches de césped que están bajo la sombra puedes usar un verde bastante oscuro.

Ahora, vamos a dibujar las hojas del césped.
Será bueno que dibujes en capas separadas las hojas del césped que están en el plano delantero y las hojas del césped que están debajo de la casa.

Vamos extiendo las hojas del césped a lo largo del jardín.
Procura que hayan hojas de largo o altura distintos. Así mismo, diferencia las hojas que están en las partes soleadas con las hojas que están en las partes sombreadas.

Seguidamente, dibujemos el arbusto que está en primer plano.

Traducción de los textos de la imagen de abajo:
1. Primero pintamos a grandes rasgos la figura del arbusto.
2. Luego, definimos las formas de las hojas.

A la hora de definir las formas de las hojas del arbusto, no es necesario hacerlo de manera detallada, ya que de por sí le vamos aplicar el efecto de “desenfoque gausiano”.

Una vez que tengamos pintado el arbusto, hagamos lo siguiente:
Estando ubicados en la capa del arbusto, en la barra superior de la pantalla pulsemos donde dice “Filtro”, y seleccionemos la opción “Desenfoque gausiano”.

En la ventana de “Desenfoque gausiano”, mueve la perilla del valor de desenfoque hacia la izquierda, hasta conseguir que las hojas del arbusto obtengan un aspecto adecuado.  Una vez que hayas conseguido el nivel de desenfoque adecuado, pulsa el botón de “OK”.

Al aplicar el “Desenfoque gausiano” al arbusto de la esquina inferior derecha, así como a las hojas del césped de la esquina inferior izquierda, la imagen en general ha quedado así:
(Al desenfocar la vegetación que está en primer plano, conseguiremos que la mirada de los espectadores se centre en la casa).

 

④ El cielo y las sombras de la casa

Ahora vamos a agregar color al cielo.

Primero, agregaremos unos tonos de azul.

Lo que debemos hacer es tono de azul sea más profundo en las partes más altas del cielo.

Con un pincel de trazo suave difuminamos los límites entre los diferentes tonos de azul.

Seguidamente, agregamos las nubes.
Ya que esta ilustración está ubicada en la estación de verano, he agregado unas nubes bien definidas, que se ven como algodón de azúcar.

Debemos tener presente que en las nubes también se producen sombras.
Así mismo, procuremos que las partes más bajas de las nubes queden algo borrosas.

Mira que he agregado unas persianas tipo “sudare” para aumentar la sensación de verano:

Ahora vamos a usar la función de “combinación” para producir las sombras del interior de la casa.

En una capa nueva, he pintado de azul todo el área donde quiero producir las sombras.

Estando ubicados en la misma capa donde hemos  pintado las sombras en azul, disminuyamos la “opacidad” de la capa, y en el cuadro de selección de la función de “combinación” seleccionemos la opción “Multiplicación”.

Verás que al hacer lo anterior, las sombras quedan semitransparentes.

Ahora, utilizando el borrador, eliminemos las partes de las sombras que están sobrando.
Ya que quiero que se vea como si la luz del sol esté pegando sobre el piso, borremos una parte de las sombras que están encima de los “tatami”.

Para agregar la luz del sol, he pintado con un amarillo claro en el borde inferior de la sombra que cae sobre la casa, así como en el centro del pasadizo exterior (“engawa”).
A la hora de pintar la luz de l sol, hazlo con trazos suaves y ligeros.

Luego, tal como lo hicimos al pintar las sombra que cae sobre la casa, reducimos la “opacidad” de la capa, y luego, en el cuadro de selección de la función “combinación”, seleccionamos la opción “suma”.

Al hacer lo anterior, verás que la claridad aumenta.
Una vez hecho lo anterior, utilizando el borrador eliminemos las partes sobrantes.

Bueno, ¡con esto hemos terminado!
Espero que hayas podido adquirir una idea de cómo dibujar una casa tradicional japonesa.
¡Ojalá que hagas el intento!

(Texto original e imágenes: 荒金ひろみ)