Una pregunta:
¿Qué pose sueles tomar cuando te toman una foto de plano medio corto (de la cabeza hasta el pecho)?

Si simplemente te pones de frente con los brazos caídos, estará bien para una foto de pasaporte u algún otro documento formal, pero sería muy aburrido en caso de tratarse de un retrato ameno. ¿Verdad que sí? Pues lo mismo podemos decir para los personajes de las ilustraciones.

Así que, en este artículo me gustaría explicar dos puntos en los que debemos prestar especial atención a la hora de dibujar una chica en plano medio corto.

En primer lugar, veamos cómo elegir la orientación de la cabeza y el busto.
(Traducción de los textos de la imagen de abajo:
– Ejemplo no deseable: Tanto la cabeza como el busto están orientados hacia el frente.
– Ejemplo deseable: La cabeza y el busto están orientados hacia uno de los lados.
・Primero, intentemos orientar la cabeza y el busto hacia una misma dirección, pero que no sea el frente. Más adelante podremos hacer más cambios en caso de que sean necesarios.
・Si hacemos inclinar ligeramente la cabeza, el personaje se verá más tierno o agraciado.)

 


Si bien, en un artículo que anteriormente escribí (“Cómo dibujar caras femeninas agraciadas”), expliqué cómo dibujar el rostro de una chica de frente, en realidad, yo no suelo dibujar personajes de frente, ya que las poses de frente me parecen demasiado formales o aburridas.
Para iniciarse en el mundo de la ilustración estará bien con dibujar poses de frente. Sin embargo, a medida que vas acumulando práctica, llegarás a ser capaz de dibujar rostros orientados hacia diferentes direcciones, así que te insto a que hagas el intento.

En la imagen de arriba, he cambiado la postura de la chica que inicialmente estaba de frente, haciendo que tanto la cabeza como el busto estén orientados hacia un mismo lado, aunque siempre manteniendo la mirada hacia el frente. Con tan solo este cambio, la ilustración adquiere más profundidad, y se logra una mayor diferenciación entre el primer plano (que es donde deseamos atraer la atención de los espectadores) y el resto de la ilustración.

A continuación, hagamos que la cabeza y el busto se orienten hacia diferentes direcciones.
(Traducción de los textos de la imagen de abajo:
★ Postura en forma de S: Consiste en una postura en la que la cabeza y el busto están orientados hacia direcciones diferentes, creando una curva en forma de “S”.
En las ilustraciones de figuras femeninas, las formas en “S” se suelen emplear mucho, ya que resaltan la silueta curvilínea y por ende la sensualidad.)

A la postura mostrada arriba se le denomina postura en forma de “S”, que consiste en que el cuerpo está  curvado en forma de una “S”. Esta postura, además de resaltar las curvas y la sensualidad del cuerpo femenino, también es útil para dar movimiento a la figura.
Una forma práctica de conseguir una postura en “S” es la siguiente:
Una vez que tengas el bosquejo (borrador) del personaje, duplica la capa del bosquejo, y haz invertir lateralmente una de las capas. Luego, pega la cabeza que está viendo hacia un lado, con el busto que está orientado hacia la dirección contraria, y haces los ajustes para que la pose se vea natural.
Eso sí, ten cuidado de no abusar con el ángulo en forma de “S”, ya que si exageras, la chica se verá demasiado torcida, como si estuviese a punto de fracturase.

Una vez que hayamos conseguido el ángulo correcto para la cabeza y el busto, ahora tenemos que pensar en la posición de los brazos, ya que en este punto aún están caídos.

Así que, a continuación, veremos el segundo punto importante, que trata sobre “cómo darle movimiento a los brazos y manos”, para lo cual, mostraré varios ejemplos con la imagen de una chica que tiene la cabeza y el busto orientados hacia la misma dirección, ya que esta postura resulta más versátil en el sentido de que posibilita más variedad de movimiento de los brazos.

Primero, quiero mostrar cómo ha quedado la figura definitiva de la chica, que he dibujado a partir del bosquejo que mostré anteriormente:


Aunque aquí he invertido el orden para facilitar la explicación, en realidad, siempre en la etapa del bosquejo (borrador) defino la pose exacta de cada una de las manos.
Es necesario determinar bien la pose del personaje en la etapa del bosquejo (borrador), para que luego, a la hora de pasarlo en limpio o en la etapa de coloración, no perdamos tiempo haciendo correcciones.

Bueno, entonces empecemos viendo ejemplos de la mano derecha, que en este caso es la que está en primer plano, lo cual significa que es una de las partes que atrae más atención dentro del dibujo.


Tal como se ve en las imágenes de arriba, ya que la mano derecha está en primer plano, la manera en que esté colocada esta será de gran importancia para definir el aspecto  o actitud del personaje.
A continuación, doy una descripción de cada una de las 3 posturas mostradas arriba, donde la chica tiene la mano derecha cerca del pecho:

En la figura ① (la del extremo izquierdo) la mano derecha está colocada en una postura muy básica.
Este tipo de postura la utilizo mucho cuando no se me ocurre ninguna pose específica pero no quiero dejar al personaje simplemente con los brazos caídos.
Lo interesante es que al colocar la mano cerca de la cara, podemos conferirle al personaje un aspecto de timidez. También podría ser buena idea hacer que el personaje esté sujetando algo con la mano derecha.

En la figura ② (la del centro), la mano está encima del pecho.
Esta postura es útil cuando deseamos atraer la mirada de los espectadores hacia el pecho. Así mismo, puede servir también para darle al personaje un aspecto de cordialidad o formalidad, como si ella se estuviese presentando ante alguien que acaba de conocer, o como si estuviese diciendo “yo me haré cargo”, “yo te ayudaré”, etc.

En la figura ③ (la del extremo derecho), la chica tiene levantado el dedo índice, como si estuviese señalando a la persona con quien conversa. Da una sensación como si la chica estuviese hablando con alguien a quien le tiene mucha confianza, como si fuese una chica mimada que está ante alguien que siempre la consiente. Ahora bien, si hacemos que el dedo índice esté justo debajo de la barbilla, parecerá que la chica está pensativa, mientras que, si hacemos que el dedo índice esté encima de los labios, parecerá que la chica esté diciendo: “Shhhhh” (“no digas nada”, “es un secreto”, etc. ).

A continuación, veamos un par de ejemplos más:


En la imagen ④ (la de la izquierda), el personaje está agitando la mano hacia el espectador.
Si hacemos agitar la mano que está en primer plano, lograremos que el personaje se vea alegre o extrovertido, mientras que si el personaje agita la mano que queda del lado del fondo, el personaje se verá algo introvertido o tímido.

En la imagen ⑤ (la de la derecha), el personaje se está tocando el cabello, como si se lo acomodara discretamente hacia atrás. Esta pose es una de las más típicas que se emplean en ilustraciones de chicas bonitas. Podremos obtener acabados magníficos si le damos un movimiento adecuado al cabello también.

Ahora, veamos algunos ejemplos de cómo posicionar la otra mano, o sea la que está de fondo (en este caso, la mano izquierda):


Ya que se trata de una ilustración de plano medio corto (plano que abarca desde la cabeza hasta el pecho), la idea es darle énfasis al primer plano en la medida posible, por lo que no debemos hacer resaltar mucho la mano que está de fondo.

En la imagen ① (la del extremo izquierdo), el personaje tiene colocada la mano que está de fondo (la mano izquierda) encima del vestido, como si estuviese sujetando la falda que se levanta por el viento.
Esta postura da una impresión como de “autoprotección”, y hace que el personaje se vea introvertido o tímido.

En la imagen ② (la del centro), el personaje tiene colocada la mano que está de fondo (la mano izquierda) encima de su pecho. En comparación a la misma pose pero hecha con la mano del frente (mano derecha), en esta imagen la chica se ve más serena, aunque a la vez, las curvas del cuerpo se resaltan más y se ve sensual. Es algo así como una sensualidad serena.

Por último, en la imagen del extremo derecho (la imagen marcada con una ★), he hecho una combinación de posturas entre la mano izquierda y la mano derecha.
Como habrás podido ver en estos ejemplos, con tan sólo añadir movimiento a los brazos y manos podemos reflejar fácilmente la personalidad o actitud del personaje.
Ahora bien, el personaje se verá aún mejor si ajustamos su expresión facial según la postura del cuerpo.

 

Bueno, de esta manera he explicado sobre algunas consideraciones a la hora de dibujar un personaje en plano medio corto.
Recuerda que hay que pensar tanto en la orientación de la cara y el busto, así como en la pose de los brazos y manos.

En caso de que no se te ocurra ninguna pose que quisieras dibujar, ponte tú mismo frente al espejo, y haz diferentes poses para que te inspires.
¡Espero que encuentres una pose genial para tus personajes!

(Texto original e imágenes: Depe)
Twitter / https://twitter.com/depe874
ART street / https://medibang.com/u/depe874/